DAR EL PECHO AL BEBÉ

Uno de los momentos que todas las madres debemos afrontar es el quitar el pecho a nuestro bebé, el cuándo y el cómo a veces se convierten en grandes quebradores de cabeza.

No debemos creer todo lo que nos digan otras madres ya que existen muchos bulos como que se debe abandonar la lactancia materna cuando el bebé llora porque se supone que queda con hambre.

Incluso muchas mujeres están obcecadas que se debe abandonar cuando se reincorporan a los puestos de trabajo porque piensan que el trabajar y el seguir dando el pecho al bebés es incompatible cuando esto es totalmente incierto porque existen muchas soluciones a dicho problema, incluso legalmente está recogido que la madre pueda disfrutar de un tipo determinado para dar de amamantar a su bebé o lo que muchas madres llevan a cabo en la práctica que es usar el sacaleches y que sea la persona encargada del cuidado del recién nacido quien se lo suministré cuando sea la hora de la toma.

El momento del destete del bebe puede variar en función de las circunstancias desde aquellas madres que por la razón que fuera no han podido darles la lactancia materna a aquellas que  aun con un año de edad del niño siguen amamantándoles.

Si se decide apostar por la sustitución por leche artificial tenemos que tener presente que muchas empresas regalan envases de muestras para ser probadas gratis por las madres con sus bebés así podemos probar de forma gratuita cual es el sustituto a la leche materna que mejor acepta nuestro bebé.

Si el momento de dejar atrás la lactancia se produce en torno a los tres meses, ésta debe ser gradual y nunca de golpe, siendo mi consejo acudir a un grupo de lactancia para consultar todas las dudas que tengas sobre el tema, dichos grupos existen en todas las ciudades y están compuestos por madres que ya ha pasado por dichas situaciones.

Otras madres optan por dejar la lactancia en torno a las seis meses y se debe llevar a cabo como una especie de juego para conseguir la afinidad de nuestro bebé siendo sustituidas las tomas por el suministro de leche artificial o por el suministro de otros alimentos, a dicha edad el bebé ya reacciona ante situaciones que le parezcan extrañas o que simplemente le disgustan pudiendo producirse rabietas y pataletas, así que nosotras debemos ser pacientes y darles un poco de “cancha” para que nuestro bebé se puede ir adaptando a las nuevas situaciones.

Existen madres que incluso están suministro leche materna a los niños incluso con un año de edad, cosa que creo que si bien no es perjudicial tampoco se debe fomentar porque el bebé se tiene que habituar a la ingesta de otro tipo de alimentos como potitos o similares.

Llegado a este punto se debería tomar muy en serio la situación y buscar la formula para poner punto final a la lactancia materna sin que el bebé, acostumbrado a ello, en enrabiete cada vez que busca el pecho para la ingesta de su alimento.

Pero como yo siempre digo, madre no hay más que una y cada bebé es distinto a otro, por lo que debemos seguir nuestro instinto materno apoyado por los consejos y la orientación de nuestro pedriatra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>